GuidePedia

0

La caligrafía japonesa te enseñará no sólo la utilización de un idioma sino también la belleza de una tradición en la que también habita cultura. En el idioma japonés conviven tanto los signos hiragana como los katakana, siendo las mayores expresiones de la palabra los kanji. Éstos se aprenden desde las edades más tempranas, así que es normal que al ser adulto te cueste encontrarle el truco.

Cada Kanji se escribe de una manera determinada, siendo cada uno diferente y único. Sus trazos delicados se tienen que componer como una melodía, teniendo que aprender a mover el pincel no sólo con destreza sino también con diferentes presiones. Una oportunidad de oro, sin duda, para agilizar tu vista y el pulso.

Con los cursos gratis de caligrafía, podrás realizar preciosas láminas con tinta china, que podrás regalar y utilizar para decorar la casa. Sin duda una nueva manera de introducirte en el dominio de un nuevo lenguaje.


Publicar un comentario

 
Top